El terrible caso de la niña que murió de 13 años tras ser diagnosticada por coronavirus, su corazón no resistió

El coronavirus está dejando saldos lamentables de fallecidos, muchas familias permanecen destrozadas por el dolor de no haber podido despedirse de sus seres queridos y por las circunstancias en torno a las cuales, sus padres, tíos o abuelos, han parecido al virus mortal.

El 95 por ciento de las muertes por coronavirus corresponden a pacientes de más de 60 años, en España.

Si bien Italia y España van por la delantera en cuanto a casos de infectados y muertos por el covid-19, otros países de América del Sur y Centroamérica ven con preocupación que algo parecido pueda sucederles. Su capacidad hospitalaria y de recursos es sustancialmente inferior, lo que podría convertirse en un verdadero drama social.

El pasado 23 de marzo, el Ministerio de Salud de Panamá, confirmó la muerte de una pequeña de apenas 13 años de edad. Fue ingresada al hospital tras ser diagnosticada con coronavirus, pero conforme avanzaron los síntomas, su salud se vio comprometida debido a que padecía una afección cardiaca.

Si bien el nuevo coronavirus ataca mortalmente especialmente a los ancianos, este caso excepcional ha causado una alarma generalizada en el país.

La pequeña se ha convertido en la quinta víctima mortal del coronavirus en Panamá.