Yeselis empezaba una nueva relación dos años después de terminar con su verdugo

Marlenny Muñoz Cáceres (Yeselis), la mujer de 26 años ultimada el viernes en su lugar de trabajo, en el municipio de Cotuí, había decidido rehacer su vida sentimental luego de haber terminado su relación hace dos años con su expareja, quien la mató. 

En su última publicación en redes sociales, el pasado 1 de enero, con motivo de Año Nuevo, expresaba que el 2019 le trajo a su vida una persona para “mejorarlo todo”. En el mismo escrito le profesaba su amor y terminaba con un “borrón y cuenta nueva”. La publicación estaba acompañada de una foto de ella con su nueva pareja, que al parecer vive fuera del país.

En mensajes directos que se han filtrado en las redes sociales de Yeselis, también se aprecia su convicción de luchar por esta nueva relación. Yeselis había concluido su relación con su verdugo, Raúl Ureña Ortiz, alias “Piringo”, de 59 años, quien la ultimó de siete balazos y luego se suicidó. 

La historia de violencia de “Piringo” contra Yeselis está documentada. 

Nicolás Jiménez y Mercedes Cáceres, tíos de la víctima, informaron que hace un año el homicida-suicida estuvo preso por espacio de tres meses por amenazar de muerte a su pariente.

"Pero aquí la justicia no actúa correctamente y miren la tragedia que cometió ese hombre", manifestó Mercedes Cáceres.

“Ella trabajaba para mantener al varoncito que tuvo con ese hombre y a una hembrita que ya tiene 12 años y para pagar sus estudios en la universidad para dejar de trabajar en lugares o negocios públicos”, expresó Cáceres.

El homicida-suicida residía en Nueva York y en sus viajes al país siempre trató de reconciliarse con Yeselis, a lo que ella se negaba rotundamente.

De hecho, según cuentan familiares, para tener el menos contacto posible con él, ella decidió no recibir manutención del hijo que tenían en común.

En un trabajo sobre los feminicidios publicado en noviembre pasado por DL, la directora del Patronato de Ayuda a Casos de Mujeres Maltratadas (Pacam), Soraya Lara, alertaba de que muchas mujeres pierden la vida cuando deciden finalizar para siempre la relación con su agresor.

“Fíjate que los feminicidios ocurren cuando ellas deciden definitivamente dejarlos, siempre ocurren meses después, cuando él se da cuenta que no hay vuelta atrás”, expresó Lara.

Sobre los agresores, puso como ejemplo que son personas “que se creen que están por encima de la ley y que pueden violentar los mecanismos establecidos”.

El 19 de diciembre Yeselis publicó en su mural de Facebook un mensaje en el que se queja de que “no actitud más egoísta” de alguien que quiere regresar cuando ve “quien dejaste alguna vez ir”.