Hombre de 56 le quita la vida a su pareja de 21

Santo Domingo.- Un hombre mató a su pareja la mañana de este sábado y luego se suicidó de un disparo en la cabeza en un hecho ocurrido en la comunidad Higüerito Peñuela, en la provincia Valverde.

Se trata de Yoselin Cerda, de 21 años de edad, quien recibió un disparo en la espalda por manos de Nilcio de Jesús Fortuna, de 56.

Cerda, oriunda de la comunidad de Batey Amina, falleció mientras recibía atenciones médicas en un centro de salud mientras que Fortuna falleció instantáneamente.

El hecho ha consternado a la comunidad de Higuerito Peñuela, ya que según vecinos la pareja no se le escuchaba discutir.

La magistrada Nuris Espinal, quien fue la fiscal actuante ordeno enviar los cuerpos sin vida a patología forense para los fines correspondientes, en tanto que las autoridades del ministerio publico y miembros de la policía nacional realizan las investigaciones de lugar.

Hay que recordar que en tan solo un mes, diez mujeres fueron ultimadas por sus parejas o exparejas, teniendo como elemento común, en la mayoría de los casos, el uso de armas blanca.

La víctima más reciente es Luisa María Báez Castillo, de 28 años de edad, quien falleció el pasado martes tras recibir varias heridas de arma blanca hechas por Jean Carlos Genao de Jesús.

También fueron ultimadas por sus exparejas Gladys Alvarado, Leónidas Mueses José (Yadira) y Fátima Guzmán, en hechos ocurridos en Los Alcarrizos, Sabana Perdida y La Guáyiga, Pedro Brand.

Guzmán, quien participó en el pasado proceso de primarias como precandidata a alcaldesa por el distrito municipal de La Guáyiga, fue ultimada por su pareja Humberto Buzí, quien luego intentó suicidarse y permanece en condición delicada en un centro de salud.

Ese mismo día, Salvador Tapia, de 63 años, aguardó a que Leónidas Mueses José, de 39, saliera de su trabajo y la persiguió hasta alcanzarla para propinarle al menos 11 heridas de arma blanca en la calle 7 del sector Pueblo Nuevo, de Los Alcarrizos.

Mientras que Gladys Alvarado recibió 24 estocadas de manos de Manuel Montero Ogando, quien permanece estable en un centro de salud por las heridas que se causó.

Según las estadísticas ofrecidas por la Procuraduría General de la República, de enero a la fecha se han registrados unos 65 feminicidios.