Murió después de que empleado de Target lo acusara de tener porno infantil. Pero era mentira

La familia de un hombre que murió de un ataque al corazón porque lo estaban acusando de pornografía infantil, está pidiendo una indemnización de 1 millón de dólares.

La acusación fue hecha por un trabajador de La cadena de Supermercados Target de Tigart, Oregón, en el mes de junio del 2018.

La persona que murió del ataque al corazón por la acusación respondía por el nombre de Jeffrey Buckmeyer, de 43 años, quien le había pedido a uno de los empleados que lo ayudara para vaciar todo el almacenamiento de su celular.

El empleado lo ayudó pero luego le dio la comunicación al personal de seguridad de que el señor Buckmeyer, poseía en su móvil, audiovisual de abuso y pornografía infantil, luego le puso una denuncia con las autoridades.

Luego de transcurrido un mes el señor Buckmeyer fue apresado e interrogado por el FBI, su casa fue revisada y le ocuparon dispositivos electrónicos para investigarlo.

Los vecinos del acusado con miedo no dejaban que el hombre viera.

En las investigaciones los investigadores descubrieron que no tenía nada de pornografía infantil.

El pasado mes de abril del presente año 2019, luego de que el señor Buckmeyer fue hallado inocente, a este le dio un ataque al corazón y lamentablemente murió.

El abogado de la familia Buckmeyer, el señor Michael Fuller, dijo: “Target había hecho perder tiempo al FBI” y que espera que este litigio “genere la oportunidad de cambiar las políticas corporativas de Target para que esto no le vuelva a pasa a otro cliente inocente”.