Anteriormente la había agredido de gravedad de siete puñaladas

Miguel Ureña, abogado de Anibel González, quien fue ultimada el pasado viernes por su expareja, dijo que la víctima puso en conocimiento al Ministerio Público que su verdugo violaba el acuerdo por el que se le redujo más de la mitad de la pena y que incluso cuando llamaba a la fiscal Margarita Hernández para quejarse esta no le respondía la llamada.

Calificó el acuerdo al que arribó la fiscalía como “un mamotreco” y del que “se dice hubo manejo de dinero”. Expuso que Anibel no se constituyó en partes civil en contra de su ex cuando éste la hirió de gravedad de siete puñaladas, por lo que fue un proceso que únicamente participó el Ministerio Público.

Demandó que el caso sea investigado por la Procuraduría General de la República.

Yasmil Oscar Fernández Estévez, expareja de Gónzález y con quien procreó a tres niñas, fue sentenciado a cinco años, después que en diciembre de 2017, en una primera ocasión intentara, sin éxito, matarla. El viernes logró su cometido al herirla de varios disparos frente a las hijas de ambos y suicidó.

Dudoso acuerdo

En febrero de 2019 la fiscal Margarita Hernández, a pesar del rechazo de la fiscal que llevaba el caso Luz Aurora, acordó reducir la pena del Yasmil Oscar Fernández. La fiscal Luz Aurora se retiró de audiencia y le dijo al tribunal que fue sorprendida en su buena fe con un acuerdo que no conocía. Luego cuando se reanuda la audiencia quien sube es otra fiscal, Margarita Hernández.

Por lo acordado por ambas partes, Fiscalía y parte acusada, “se le suspendieron tres años y seis meses de prisión al imputado a cambio” a cambio el victimario tenía que abstenerse de agredir, amenazar o intimidar a la víctima; comprometerse a presentarse ante el centro conductual para hombres del centro doctor Luis Bergés, durante el tiempo de suspensión de la pena; y ordenó el alejamiento del imputado Yasmil Oscar Fernández del domicilio de Anibel González Ureña, disponiendo una orden de protección a favor de la víctima.