Estar en prisión NO IMPIDE a los condenados para hacer fechorías

A los delincuentes los apresan para que paguen por sus delitos y sean reformados mientras se encuentran privados de su libertad, sin embargo, el estar detrás de las rejas no les impide ser delinquiendo ya que se ha sabido de casos que planean, orden y ejecutan múltiples delitos desde dentro.

Así, supuestamente ha sido el caso de los dos reclusos que han sido señalados por las autoridades como las personas que armaron la trama para asesinar al ex beisbolista David Ortiz, el pasado domingo 9 del presente mes de junio.

Estamos hablando de Carlos Rafael Álvarez (Carlos Nike) y José Eduardo Ciprián (Chuki), quienes guardan prisión en la cárcel El 15 de Azua, el primero cumple una condena de 20 años, de los cuales tiene 13 cumplidos, mientras que el segundo tiene 2 años preso esperando juicio de fondo.

No es un secreto que muchas veces las celdas de los presos diríamos que es como por estatus, ya que dependiendo de quién sea la persona las misma tienen lujos, con comodidades que deberían no tener, como lo son internet full, comidas especiales, bebidas, celulares, etc.

Todos estos beneficios contribuyen que sigan cometiendo delitos a toda cabalidad ya que tienen los medios. Se ha sabido de presos que estafan, extorsionan a cambio de dinero, planean cualquier cosa como si nada.

Podemos mencionar algunos de los casos que han tenido que ver con presos como lo fue el caso del asesinato del periodista Blas Olivo, el secuestro y asesinato de Víctor Augusto Féliz, el atentado al periodista Jordi Veras entre otros.