El médico que la sometería a una reducción de senos, defendió su actuación.

Santo Domingo RD.- El cirujano plástico Héctor Cabral se desvinculó hoy de la crisis que llevó a la muerte a la paciente, Altagracia Díaz González, cuando iba a ser sometida a un procedimiento quirúrgico en el Centro Internacional de Cirugía Plástica Avanzada (CIPLA).

Los restos de la mujer serán velados este sábado, después de que el Instituto Nacional de Ciencias Forenses le practicara la autopsia de lugar.

El cuerpo de Altagracia Díaz González fue llevado a una capilla del cementerio Jardín Memorial pasadas las 6 de la tarde de este viernes.

Unas horas antes, el médico que la sometería a una reducción de senos, defendió su actuación ante los medios de comunicación.

La muerte de Altagracia estremeció a gran parte de la sociedad, ya que su hija, la modelo Yatna Rivera, ofreció las primeras informaciones a través de las redes sociales.

En una brevísima rueda de prensa, el doctor Héctor Cabral, expresó que siempre estuvo en contacto con los familiares de la paciente, y que nunca fue arrestado como trascendió. Así mismo su abogado, aseguró que el galeno tampoco ha sido sometido en ocasiones anteriores por malas prácticas en el ejercicio de su profesión.

En junio del año pasado, la dominicana Katherine Jacqueline Pérez Minaya, viajó al país desde los Estados Unidos, para realizarse una cirugía plástica y sufrió un paro cardíaco durante el procedimiento del que también estaba a cargo del doctor Cabral.