Doctor: “Hay que dejarla para que aprenda”

Seguimos con el caso de la menor que se tomó un frasco de pastillas para quitarse la vida, hecho ocurrido en San Francisco de Macorís.

Arelis Jiménez madre de la menor de 16 años, está acusando a los médicos del hospital donde fue llevada su hija porque no le dieron importancia a su caso y la dejaron morir.

Según cuenta Jiménez, el médico que atendió a su hija dijo que las pastillas no le harían nada y que la dejara para que aprenda, dando a entender que estaba fuera de peligro.

Sin embargo, el resultado fue distinto a lo previsto por lo médicos porque luego de un rato la jovencita murió.

Jiménez dice que incluso el médico le dijo que si quería que se la llevara para su casa que se iba a recuperar.

El motivo por el cual la joven se había tomado las pastillas con la intension de suicidarse, porque ella quería irse con un hombre a la Vega y u madre no se le permitía.