Durante años se sometió a duros tratamientos de fertilidad sin saber que su esposo tenía la vasectomía

Una mujer pensando que tenía problemas de fertilidad se sometió a tratamientos para poder salir embaraza por varios años, sin embargo, la del problema no era ella y lo descubrió luego de tantos años.

Pues resulta que las ansias de la mujer por tener un hijo eran inmensas, así que no le importó hacerse tratamientos costosos con tal de tener un bebé con su esposo, lo que no sabía era que su esposo tenía un secreto que al parecer no le importó verla pasar por esos sacrificios.

El secreto era que el que se había sometido a una vasectomía y ella pensando que el problema era ella atribuyéndole la causa al síndrome de ovario poliquísticos que padecía.

Durante 3 años fue sometida a varios tratamientos por demás costosos, entre hormonas e invasivos. Su médico muchas veces le recomendaba que le realizaran un estudio a su esposo, sin embargo, el se negaba.

La mujer le dijo lo de intentar la fertilización invitro como última opción o dar por terminada la relación. Es en ese momento cuando él se vio atrapado que decidió decir la verdad de lo ocurría y según cuenta quedó desvastada y decepcionada.

“Me hizo soportar 29 pruebas de embarazo negativas y numerosas inyecciones de hormonas, y nunca pensó en decírmelo. Dadas sus mentiras, creo que es mejor que no estemos casados”, aseguró”, escribió.

Dadas sus mentiras, creo que es mejor que no estemos casados”, aseguró.