Denunció la desaparición de su mujer y la encontró de vacaciones: ¿cómo lo supo?

ITALIA.- No estaba muerta, estaba de parranda. Un rico italiano se encontró un día con la desagradable sorpresa de que su bella esposa ucraniana había desaparecido.

Pero no estaba desaparecida, estaba de parranda, sana, vivita y coleando pero coleando coleando.

La encontró en una foto de su cuenta de Instagram acompañada de otro hombre durante una vacaciones que se tomó en Nueva York “para coger aire” y huir de su marido que la golpeaba a cada rato. Le daba su chuchazo.

Anna Zayachkivska, ex Mis Ucrania 2013, se “jartó” de vivir en una “jaula de oro” como la bachata aquella.

Al escaparse con otro hombre, Gianluca Cervara, su marido, le puso una demanda “por violar los términos de su contrato prenupcial”, reportó el portal inglés Daily Mail.

Anna Zayachkivska, de 24 años se dio un viajecito de placer a Nueva York acompañada de una amiga y un hombre en julio de este ano.

La ex Miss de Ucrania relató al portal italiano La Republica que se escapó de su “jaula de oro” para "tomar aire fresco", bien lejos de su esposo, a quien calificó como un hombre violento, que la cachetea a cada rato sin ton ni son.

"Me levantó la mano. La primera vez que pasó me fui a lo de mis padres", explicó Anna al portal ucraniano Tochka.net.

"Pero Gianluca fue a buscarme y le di una segunda oportunidad. Durante una discusión me dio una cachetada y no lo soporté más", expresó este bombón de mujer que debe ser más cara que tres muchachos chiquitos pidiendo leche.

"Decidí dejarlo, pero después cambié de opinión. Tuve dolor de cabeza durante una semana por la trompá que me dio pero a él eso no le importó.

El esposo vio la cuenta de Instagram y se fijó que la mujer estuvo alojada en hoteles cinco estrellas supuestamente con otros hombres, según él.

"No parece estar triste en lo más mínimo. Sólo puedo decir que ella no es lo que parece", relató el rico Mc Pato italiano.

El esposo comentó que su chapeadora ucraniana le robó su celular y 6 mil 500 dólares cuando se fue a coger aire a otro lugar, que no fuera su casa en Milán.